domingo, 14 de octubre de 2012

Los mejores diccionarios de árabe online


Todos los que estudiamos y traducimos árabe las pasamos canutas para entender según qué textos y encontrar según qué palabras. Sí, existen el Cortés y el Corriente (que recomiendo con fervor), pero las búsquedas son lentas, no aparecen las palabras más novedosas y no son lo más cómodo de transportar si quieres trabajar fuera de casa. Por otro lado los recursos online son escasos y no siempre completos o fáciles de manejar.

Sin embargo hay diccionarios online muy buenos, muy completos y muy actualizados que ya me han salvado las nalgas más de una vez. A continuación voy a compartir con vosotros los que más utilizo.
La única pega es que son en inglés. Aunque en España tenemos lexicógrafos y diccionarios de tremenda calidad, generales y especializados (v.g. el diccionario de términos jurídicos de Manuel Feria, el diccionario de islam e islamismo de Luz Gómez, el diccionario de derecho islámico de Felipe Maíllo…) aún nos falta “modernizarnos” y dar el salto a la web, con servicios gratuitos y, ¿por qué no? colaborativos.
Estos son los diccionarios online que más utilizo:

Para una consulta rápida

Para consultas rápidas Almaany es el rey. Funciona en los dos sentidos, árabe-inglés e inglés-árabe, y es alucinante la cantidad de lemas que recoge y la abrumadora cantidad de equivalentes que propone en cada entrada. Metes un término en árabe y no solo obtienes equivalentes en inglés para todas las vocalizaciones posibles, sino que bajo esa lista aparece otra con cantidad de colocaciones posibles en campos tan dispares como política, medicina, química…
Por ejemplo, si aparece en un texto لوحة المفاتيح quizá sepas que لوحة significa “cuadro” o “tabla” y que مفاتيح significa “llaves”, pero no terminarás de entender qué sentido tiene una tabla de llaves… hasta que buscas en Almaany لوحة , o mejor aún la expresión completa لوحة المفاتيح  y descubres que se refiere a un teclado de ordenador.
No solo es rápido y completo, sino que cuenta con otras funcionalidades que lo hacen imprescindible. La más importante en mi opinión es que la navegación está adaptada a dispositivos móviles, por lo que es comodísimo conectarse en cualquier lugar y buscar cómodamente esa palabra con la que te estás comiendo la cabeza. Aún no ha desarrollado una aplicación, pero me imagino que no tardará.
También cuenta con una sección en la que puedes descargarte todo tipo de glosarios y diccionarios en .pdf: de economía, biología, medicina, derecho…
Por último, ofrece otro tipo de herramientas que pueden resultar útiles: consulta de origen y significado de nombres propios, diccionario de palabras que aparecen en el Corán (dónde aparecen y con qué sentido), sinónimos y antónimos y una sección de preguntas y respuestas. También tiene diccionarios a otros idiomas (francés, portugués y español), aunque el de español es bastante chusta.
Sin embargo, nadie es perfecto, y ciertamente Almaany es muy mejorable. En mi opinión tiene tres grandes defectos: Primero, no da resultados si introduces un plural fracto/irregular (gravísimo, pues la gran mayoría de plurales en árabe son fractos y no es en absoluto extraño encontrar palabras en plural). Segundo, no ofrece notas de uso (qué preposición rige con cada verbo, cuales son transitivos, intransitivos o doblemente transitivos…). Tercero: no permite búsqueda por raíces, que es una de las maneras más efectivas de enriquecer vocabulario, conocer el origen de ciertas palabras y entender mejor el funcionamiento del árabe, además de encontrar asociaciones sorprendentes.
De cualquier manera es de lo mejor que puede encontrarse en internet hoy en día. Si aún así no te he logrado convencer o le tienes tirria a Almaany hay otras dos páginas que suelo usar cuando no encuentro la palabra que busco o quiero profundizar un poco más. La primera es el archiconocido Wordreference, que tiene una versión inglés-árabe. Su principal ventaja es que ofrece ejemplos, y como sabéis ver la palabra en su contexto ayuda a delimitar mejor su significado y observar su uso. Lo malo es que de momento solo permite búsquedas inglés-árabe (las consultas árabe-inglés te dirigen a las entradas inglesas en las que aparece el término buscado), pero no es un problema grave. Otro que puede venir bien tener a mano es el de Sakhr, disponible en inglés, turco, francés y alemán.
Por último añado la interesante propuesta de la Universidad de Murcia. Se trata del diccionario Al-Qatra, dirigido a estudiantes. Es la honrosa excepción de los diccionarios que he mencionado hasta ahora: devuelve resultados cuando buscas un plural fracto, en ocasiones ofrece ejemplos, señala las preposiciones que rigen con ciertos verbos, da notas sobre el uso, incluye “desviaciones” de la norma y puedes escuchar como suenan la mayoría de los lemas. Lo más importante: es en español y permite búsquedas en ambas direcciones. A día de hoy cuenta con apenas unas 3.000 entradas, pero se encuentra en constante crecimiento. Tanto es así que no me extrañaría que de aquí a unos años se convirtiera en el diccionario online árabe-español  de referencia.

Sinónimos, antónimos, rimas y plurales

Un diccionario curioso y útil es Alradif. Tiene una interfaz muy sencilla: un cuadro de búsqueda y al lado un desplegable donde eliges el tipo de búsqueda que quieres. Puedes buscar مترادفات (sinónimos), اضداد (antónimos), قوافي (rimas) y جموع التكسير (plurales fractos). No os voy a mentir, aún le queda mucho para ser completo e imprescindible, pero aún así es útil, sobre todo la herramienta de plurales, que arroja resultados si introduces tanto el plural como el singular. Por cierto, si buscas rimas no introduzcas la palabra completa, pues solo busca sonidos finales. Es decir, si quieres una palabra que rime con حبيب no pongas la palabra tal cual, pon يب y saldran las palabras que terminen por esas dos letras.

Para una búsqueda exhaustiva y enriquecedora

La pena de estos diccionarios es que te dan el pez pero no te enseñan a pescar. Es decir, te solucionan problemas puntuales pero no te invitan a profundizar y aprender más. Y quien estudia árabe sabe que es una lengua bien profunda.
Una de las cosas más preciosas de esta lengua es la división de su léxico por raíces. Tres letras en un orden determinado (la raíz) trasportan una idea, que según en el molde (esquema) en el que las metas transmiten diferentes significados.
Es una delicia, cuando se tiene tiempo, detenerse en cada palabra buscada, indagar su raíz, tratar de ver las relaciones entre la carga semántica de la raíz y la del esquema y averiguar por qué su combinación ha traído ese significado en concreto. De esta manera se aprende mucho más, se descubren relaciones inesperadas y se consigue querer cada vez más a esta lengua tan rarita. O a lo mejor el rarito soy yo.
Si usáis el Cortés o el Corriente sabéis a lo que me refiero. El problema es que no pueden consultarse en un ordenador (de momento y que yo sepa). Sin embargo, hay otra obra, monumental y accesible en internet, que si sabéis inglés os va a dejar [...].
Edward William Lane era un inglés que iba a estudiar mates pero entre unas cosas y otras empezó a estudiar árabe, le flipó y se fue a vivir a Egipto (empujado también por su débil salud), donde escribió numerosas e importantes obras sobre Egipto y la lengua árabe. De entre ellas la que nos interesa aquí, un diccionario árabe-inglés descomunal.
He de admitir que es más coñazo utilizarlo que utilizar cualquiera de los anteriores, principalmente porque está en .pdf, las búsquedas no son instantáneas y utiliza bastantes siglas con las que hay que familiarizarse, pero una vez que te adaptas… no puedes parar de aprender.
En cada raíz despliega largas explicaciones sobre sus significados, sus usos, en qué autoridades se apoya, ejemplos de uso, citas literarias… Una cantidad de información abrumadora y exhaustiva, un mar de conocimientos. A pesar de que se editó por primera vez en el siglo XIX (equis-palito-equis) sigue siendo muy valioso para el estudiante de árabe. Por supuesto no encontraréis لوحة المفاتيح, pero si lo utilizáis con mimo os maravillará la cantidad de conceptos que la raíz ل-و-ح ha parido y lo del teclado se quedará en una mera anécdota.
Podéis descargaros los 8 tomos directamente en pdf aquí, en .djvu aquí, aunque lo más versatil es esta página, que permite navegar en el diccionario a través de los encabezamientos de cada página.
Eso es todo, espero haberos abierto nuevas posibilidades.[...]

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Islam en Mar del Plata